When K-12 Challenges Arise, This Exam Is Essential


Back to school is just around the corner, so we are here to explain some of the visual problems that arise in school aged children. The American Optometric Association reports that 1 in 4 children have a vision issue that negatively impacts learning. Even children with “perfect vision” can still struggle academically because other aspects of the visual system are not perfect.


Fun Fact: The eye is one of the most complex organs, second to the brain!


This makes 20/20 vision only one measure of the visual system. IF the whole visual system is not functioning properly our kids may be missing out since 80% of all learning is visual! This makes a comprehensive eye exam with a trusted optometrist essential for all children, especially those experiencing learning issues.


When a child enters the classroom, they rely on basic visual skills to learn effectively. When one or more of these skills, like eye teaming and focusing, are not properly functioning learning becomes more effortful and often the child can’t keep up with the pace. Asa child moves through each grade, the visual demands are greater as they take on more reading, writing, smaller print, higher standards of work, longer lectures, and more general stress. With the increase of these academic demands, it’s important to immediately address any suspected learning challenges with a comprehensive eye exam.


In fact, comprehensive eye exams can prevent misdiagnosis or aid in diagnosis of other learning challenges like ADHD or dyslexia. Through a comprehensive eye exam, an optometrist can identify issues beyond refractive problems like near sightedness. In fact, eye teaming and tracking issues are frequently seen in children with other learning disorders. Appropriate diagnosis and treatment of the eye issues often help the child deal with other learning issues.


Vision screeners that take place in schools, online or with a pediatrician are NOT a sufficient replacement for a comprehensive eye exam. The American Optometric Association reports that, “Even the most sophisticated screening tools administered by the most highly trained screeners, miss one-third of children with eye or vision disorders”. That’s why optometrists recommend that students who have passed a vision screening still get a comprehensive eye exam for a full look into the child’s visual system.


Sings that may indicate a child has a vision problem include:


· Frequent eye rubbing or blinking

· Short attention span

· Avoiding reading or other close activities

· Regular headaches

· Covering one eye

· Tilting the head to one side

· Holding reading material close to the face

· An eye turning in or out

· Seeing double

· Losing place when reading

· Poor reading comprehension

· Complaints of discomfort and fatigue


Our optometrists recommend that your child follows the schedule below for comprehensive eye exams for proper pediatric eye care. This schedule ensures that a child’s visual system is hitting developmental milestones as they approach and participate in classroom learning.


Children’s eye exam schedule:


· 6 months: first eye exam (InfantSEE is a national public health program offering no-cost eye exams to children between 6 months and 1 year of age)

· 3 years: 2nd eye exam

· 4 years: 3rd eye exam

· 5 years: 4th eye exam

· 6+ years: continue with annual comprehensive eye exams



Cuando Surgen Desafíos Entre el K-12, Este Examen es Esencial


El regreso a clases está a la vuelta de la esquina, por lo que estamos aquí para explicar algunos de los problemas visuales que surgen en los niños en edad escolar. La Asociación Estadounidense de Optometría informa que 1 de cada 4 niños tiene un problema de visión que afecta negativamente el aprendizaje. Incluso los niños con “visión perfecta” pueden tener dificultades académicas porque otros aspectos del sistema visual no son perfectos.


Dato curioso: ¡El ojo es uno de los órganos más complejos, después del cerebro!


Esto hace que la visión 20/20 sea solo una medida del sistema visual. ¡SI todo el sistema visual no funciona correctamente, nuestros niños pueden perderse algo, ya que el 80% de todo el aprendizaje es visual! Esto hace que un examen de la vista completo con un optometrista de confianza sea esencial para todos los niños, especialmente aquellos que experimentan problemas de aprendizaje.


Cuando un niño ingresa al salón, confía en las habilidades visuales básicas para aprender de manera efectiva. Cuando una o más de estas habilidades, como trabajar en equipo y concentrarse, no funcionan correctamente, el aprendizaje se vuelve más difícil y, a menudo, el niño no puede seguir el ritmo. A medida que el niño avanza en cada grado, las demandas visuales son mayores a medida que adquieren más lectura, escritura, letra pequeña, estándares de trabajo más altos, conferencias más largas y estrés más general. Con el aumento de estas demandas académicas, es importante abordar de inmediato cualquier desafío de aprendizaje sospechado con un examen de la vista completo.


De hecho, los exámenes completos de la vista pueden prevenir diagnósticos erróneos o ayudar en el diagnóstico de otros desafíos de aprendizaje como el TDAH o la dislexia. A través de un examen completo de la vista, un optometrista puede identificar problemas más allá de los problemas de refracción, como la miopía. De hecho, los problemas de seguimiento y formación de equipos oculares se observan con frecuencia en niños con otros trastornos del aprendizaje. El diagnóstico y el tratamiento adecuados de los problemas oculares a menudo ayudan al niño a lidiar con otros problemas de aprendizaje.


Los exámenes de la vista que se realizan en las escuelas, en línea o con un pediatra NO son un reemplazo suficiente para un examen de la vista completo. La Asociación Americana de Optometría informa que, “Incluso las herramientas de detección más sofisticadas administradas por los evaluadores más capacitados, pasan por alto a un tercio de los niños con trastornos oculares o de la vista”. Es por eso que los optometristas recomiendan que los estudiantes que hayan pasado un examen de la vista aún se realicen un examen ocular completo para obtener un resultado completo del sistema visual del niño.


Los signos que pueden indicar que un niño tiene un problema de visión incluyen:


• Frotarse los ojos con frecuencia o parpadear

• Periodo de atención corto

• Evitar la lectura u otras actividades cercanas

• Dolores de cabeza regulares

• Cubrirse un ojo

• Inclinar la cabeza hacia un lado

• Sosteniendo material de lectura cerca de la cara

• Un ojo girando hacia adentro o hacia afuera

• Viendo doble

• Perder lugar al leer

• Escasa comprensión de la lectura

• Quejas de malestar y fatiga


Nuestros optometristas recomiendan que su hijo siga el cronograma a continuación para exámenes oculares integrales para el cuidado oftalmológico pediátrico adecuado. Este horario asegura que el sistema visual de un niño alcance los hitos del desarrollo a medida que se acercan y participan en el aprendizaje en el salón.


Calendario de exámenes de la vista para niños:


• 6 meses: primer examen de la vista (InfantSEE es un programa nacional de salud pública que ofrece exámenes de la vista sin costo para niños de entre 6 meses y 1 año de edad)

• 3 años: segundo examen de la vista

• 4 años: tercer examen de la vista

• 5 años: cuarto examen de la vista

• Más de 6 años: continúe con exámenes de la vista integrales anuales


#backtoschool #education #annualeyeexam #digitaleyehealth #seelifevisioneducation #2020eyescolorado #optometry #optometrist #doctorsofoptometry #seebeyond2020 #youdeservetoseeyourfuture #seeandbeseen #eyedeservemore #english #spansh #translation

8 views